default logo

Neuroeducación
al alcance
de todos

EL BAZAR MÁGICO

flowers-1338641_1920

En el lejano oriente existen multitud de bazares llenos de bullicio, aromas y colores… Bazares en los que puedes encontrar casi cualquier cosa. En PiensaPiensa tenemos un bazar mágico. Es mágico porque en él ocurren cosas que hacen vibrar el corazón de los niños.

Igual que en los bazares de oriente, en el bazar mágico Piensapiensa se pueden comprar cosas muy diferentes, aunque todas comparten una singularidad: lo que se vende en él sirve para hacer más felices a los demás.

Los niños compran en el bazar regalos para un compañero, asignado al azar. Al elegir estos regalos tienen que pensar muy bien cómo es este compañero, qué cosas creen que podrán hacerle ilusión, qué es lo que necesita para sentirse más feliz, etc.

bazar Recibir un regalo hace mucha ilusión, sobre todo si se hace pensando en las peculiaridades de cada uno, en la propia individualidad. Un regalo único hace que cualquier persona se sienta importante y valiosa.

En el bazar mágico de Piensapiensa, pueden obsequiar a su compañero con algo bonito comprando una poesía; si creen que su amigo ese día está un poco triste, podrán alegrarlo haciéndole reír regalándole algo divertido, como un chiste; quizá ese niño tenga alma de detective y le haga ilusión algo misterioso como una adivinanza; o puede que su compañero necesite un poco de cariño, en este caso le encantará recibir abrazos, besos o sonrisas; y si lo que quieren es reconocer a su amigo por lo especial que es, por algo que hace muy bien, lo mejor será comprarle una tarjeta de habilidad en la que se le reconocerá la habilidad en la que destaca.

bazar 2Los vendedores también recibirán muchos regalos ya que en este bazar se paga mediante el trueque. Para poder llevarse algo tienen que ofrecerle al tendero que les atiende algo similar. Si quieren llevarse un abrazo, un beso o una sonrisa tendrán que dárselos al tendero. Si quieren una poesía tendrán que recitarle un verso. Si quieren una adivinanza o un chiste, tendrán que contar uno. Y si lo que quieren es una tarjeta de habilidad tendrán que contar al tendero algo en lo que ellos mismos sean muy habilidosos.

Al terminar las compras, guardan sus regalos en un sobre para su destinatario, que no sabrá quién le ha hecho los regalos ¡Qué emoción cuando llega el momento de abrir los regalos! Todos muestran lo que han encontrado en su sobre y lo que más ilusión les ha hecho.

El bazar mágico ofrece a los niños una experiencia de intercambio, de reciprocidad entre dar y recibir, de alegría y gratitud por ser obsequiados con aquello que más necesitaban. Además, les ofrece la posibilidad de conocerse mejor y sentirse reconocidos por los demás, ampliando su bienestar interior.

Un regalo es un símbolo que utilizamos para transmitir al otro que es importante para nosotros. Si sale del corazón, despierta la felicidad tanto de quien lo hace como de quien lo recibe. A veces se nos olvida que los mejores regalos que podemos hacer a nuestros hijos son gratis, como:

  1. Los abrazos y besos

Nunca es demasiado tarde ni demasiado temprano para expresar nuestro cariño a nuestros hijos y siempre será uno de los mejores regalos que pueden recibir.

  1. El apoyo incondicional

Imprescindible, sobre todo, cuando menos lo merecen que es cuando más lo necesitan.

  1. Las risas y el buen humor

Encontrar ratos para reírse juntos es un regalo para toda la familia.

  1. La atención

Hacerles sentir que se merecen toda nuestra atención. El tiempo y sobre todo, la calidad del tiempo que les dedicamos, es el regalo que les da la confianza de que son importantes para nosotros.

  1. Las palabras

Las palabras no solo tienen poder. También magia, como el bazar Piensapiensa. Por eso, en él se comprar muchos regalos relacionados con palabras.

Las palabras pueden hacer sentir a nuestros hijos que por ser quienes son, con sus fortalezas y sus limitaciones, se merecen nuestro amor y ese sí que es un verdadero regalo para el resto de su vida.

 

 

Deja un comentario

*

captcha *