default logo

Neuroeducación
para todos
los públicos

«El lienzo de tu vida lo pintas tú»

«Tú eres el artista y cada día puedes añadir un nuevo trazo al lienzo de tu vida» – Ángel Cámara creador de PiensaPiensa.

Cada pequeña o gran decisión que tomas; cada cambio de actitud que te atreves a realizar; cada mini gesto que llevas a cabo a diario va modificando el lienzo de tu vida.

Quizá en el momento no eres consciente del impacto que esos hechos tendrán en tu vida, pero ten por seguro que el cúmulo de acciones que realizas cada día marcan tu destino.

Tú, y solo tú, tienes el poder para decidir qué aspecto tendrá el cuadro de tu vida dentro de 1, 10 o 30 años. Y cada pincelada que das a diario tiene un peso y una trascendencia. Así que asegúrate de darla con consciencia, coherencia y cariño.

 

¿Te preguntas qué quieres hacer con tu vida?; ¿Te dejas llevar y tomas decisiones por impulso de las que casi siempre te arrepientes?; ¿Piensas que tú no puedes hacer nada para cambiar lo que no te gusta en tu día a día?

Si has respondido sí a alguna de estas preguntas es importante que sepas que tu cerebro y todo tu neurología está construida de tal manera que SÍ tienes la capacidad de transformar tus pensamientos, tus sentimientos y tus acciones para avanzar hacia el lugar donde quieras llegar.

Hoy te voy a plantear 3 preguntas que si dedicas un tiempo a responder te permitirán cambiar la manera de “pintar tu vida”. Dar una contestación meditada te ayudará a conseguir que ese lienzo vaya tomando forma y se parezca cada vez más a lo que quieres de verdad:

 

  • ¿Dónde quieres ir?

Antes de ponernos en marcha necesitamos saber a dónde nos dirigimos. De nada sirve el mejor GPS del mundo si no sé cuál es mi destino final.

Esta tarea puede resultar un poco intimidatoria la primera vez que nos enfrentamos a ella. Sin embargo, déjame que te facilite las cosas y te invite a centrarte en 2 áreas fundamentales: trabajo y relación de pareja – Sí, es cierto que hay otros muchos aspectos importantes en nuestra vida, pero si para empezar tenemos claridad en estas dos áreas todo resultará mucho más fácil.

Así que lo primero es tener claro e ilusionarse con un proyecto laboral. Generalmente esto va a darte seguridad y también estabilidad económica a medio o largo plazo, lo cuál hará que la ansiedad desaparezca y tu cerebro esté mucho más tranquilo y centrado.

También es importante que decidas qué tipo de relación de pareja es más beneficiosa para ti en este momento de tu vida. Recuerda que sea lo que sea que decidas, incluso si tu mejor opción es estar sola en este momento, es crucial que busques sentirte equilibrada y satisfecha.

Consejo: dedica tiempo a configurarlo en tu mente, cuanto más definido esté y más claro tengas cómo te sentirás cuando lo consigas más fácil será llegar a tu destino.  

 

  • ¿Por qué quieres ir allí?

Este tipo de decisiones sobre nuestro destino son muy importantes y marcan nuestra vida a corto, medio y largo plazo. Por eso es crucial que profundicemos en las motivaciones que hay detrás.

Escribe una lista lo más extensa posible de todo aquello por lo que deseas llegar a tu destino. No descartes nada por insignificante o grandioso que suene. En este ejercicio todo cuenta y mucho. Si dudas ó te sientes ligeramente incómoda con una ocurrencia probablemente es algo que merece la pena anotar.

Como seres humanos nos cuesta profundizar y reconocer nuestros anhelos más íntimos. Te doy un ejemplo: alguien puede querer ser veterinario porque sus padres no le dejaron tener animales en casa de pequeño – Está muy bien sacarlo de la trastienda de tu cerebro y añadirlo a la lista. Aunque inicialmente te avergüence contarlo, este hecho puede acabar siendo uno de los aspectos más motivadores a nivel inconsciente. ¡No descartes nada!

Consejo: los porqués son como la gasolina para tu destino. Dedica tiempo a completar tu lista y cada cierto tiempo revísala y añade nuevas motivaciones. ¡No te quedes tirado en la carretera!

 

  • ¿Cómo puedes avanzar hacia allí cada día?

Lo más útil para conseguir grandes objetivos es el compromiso diario con ellos. De poco sirve hacer mucho el primer día y después estar 3 meses sin hacer nada. Estar comprometidos con lo que queremos es siempre el camino más corto y eficaz. Y el vínculo diario nos ayuda enormemente.

Cada día al despertar hazte la siguiente pregunta: qué puedo hacer hoy para avanzar, aunque sea un poquito, hacia donde quiero llegar.

Consejo: ¡no seas demasiado duro contigo misma! Una llamada, un email, dedicar unos minutos a pensar quién puede ayudarme, planificar próximos pasos ó simplemente recordar lo que he hecho hasta ahora para conseguir mi objetivo son todas acciones valiosas. ¡Agradece y celebra tu constancia diaria!

 

La responsabilidad última es tuya. No importa qué reto tengas que enfrentar, recuerda que el lienzo de tu vida se pinta siempre con tus pensamientos, tus emociones y tus acciones.

“Eres tú quien decide. Eres tú quien controla la pincelada. Eres tú el artista de tu vida.”

¿Quieres dar el primer paso y comenzar a pintar el nuevo lienzo de tu vida con mi ayuda?

Ángel Cámara es socio fundador de PiensaPiensa, empresa dedicada a hacer accesible a todos los públicos los beneficios de la Neuroeducación. Coach certificado, economista, máster en PNL por la IAPNLP, conferenciante y emprendedor del sector educativo, con una extensa carrera directiva internacional. Su misión personal “ayudar a las personas a sacar la mejor versión de sí mismos”

Deja un comentario

*

captcha *