PiensaPiensa Colegios

Neuroeducación
para todos
los públicos

EL NUEVO TALENTO: LA CREATIVIDAD

“La forma más elevada de inteligencia consiste en pensar de manera creativa” Ken Robinson

close-up of a boy in contemplation (6-7)

La creatividad es la capacidad de generar nuevas ideas o nuevas asociaciones entre ideas que llevan a soluciones nuevas, originales. Es una habilidad inherente del ser humano. No es un don que tienen algunas personas, los “genios”. El ser humano es creativo de manera innata. Igual que tenemos la capacidad de hablar o de pensar, potencialmente tenemos la capacidad de crear. En todas las personas existe la predisposición a experimentar, investigar, explorar, en definitiva, de crear.

Sin las ideas preconcebidas o las limitaciones de los adultos, los niños tienen una gran imaginación y curiosidad que les lleva a crear. Vigotsky destaca la capacidad de los niños para combinar elementos y crear algo nuevo, sin que sea una repetición de cosas vistas u oídas. Son espontáneos, no tienen miedo a equivocarse, sus ideas más originales nacen de no tener miedo a caer en el error.

En un mundo en continuo cambio como el actual, cada vez es más importante formar a personas creativas, capaces de desenvolverse en distintos medios, con recursos para obtener información con rapidez, seleccionarla y aplicarla de forma diferente, original, y que al mismo tiempo sirva para resolver eficazmente cualquier problema planteado.

El futuro laboral de nuestros hijos, es incierto. Probablemente desempeñaran profesiones que aun no existen. Potenciar su creatividad y prepararles para afrontar lo desconocido es la mejor garantía de éxito que podemos ofrecerles.

“La creatividad es inteligencia divirtiéndose” Albert Einstein

La creatividad está de moda, pero siempre ha marcado a las personas que han hecho aportaciones valiosas y diferentes, a las que se han atrevido a saltarse los límites de lo conocido y han destacado por su talento. Depende del cerebro pensante, el más evolucionado, el que diferencia a los seres humanos, el que tiene la capacidad de soñar, imaginar y crear. Por eso, la creatividad es un talento innato en cualquier niño que en la actividad PIENSAPIENSA potenciamos.

La creatividad es el puente entre la razón y la emoción. Es el nexo que permite “creer” que “crear” es posible. Se desarrolla mediante las siguientes claves metodológicas que aplicamos en la actividad PIENSAPIENSA:

  1. Disminuir el miedo al enfrentamiento.

Todos los niños son creativos. Algunos lo muestran con más facilidad y se caracterizan porque ante cualquier reto, se arriesgan a experimentar, proponen sus ideas sin juzgarlas y se sienten satisfechos con sus resultados, aunque no sean perfectos. Cuando aparece el miedo, se acompaña al niño, se le ayuda a aceptar el reto, ya que atreverse a subir el primer peldaño, es el punto de partida para ser creativo.

  1. Estimular los sentidos.

Los niños inician la exploración del entorno a partir de los sentidos. Las sensaciones que surgen a partir de la información percibida por los diferentes canales sensoriales, les ayudan a construir sus propias ideas en la mente. La estimulación multisensorial, pone al niño en condiciones de descubrir algo nuevo todos los días.

  1. Favorecer la práctica.

Ser creativo es algo más que tener ideas. El acto creativo surge de la inquietud de buscar por debajo de las cosas, de rascar la superficie para descubrir lo que oculta. Este deseo de ir más allá, se sistematiza como una rutina que se aplica a cualquier actividad, y por tanto, la creatividad se convierte en una herramienta de aprendizaje con la que los niños optimizan sus competencias.

  1. Potenciar la identidad positiva.

Para que los niños se arriesguen a expresar su creatividad, necesitan descubrir quienes son. Por eso, es importante guiarles y enseñarles a cambiar los pensamientos limitantes, que les hacen dudar de sus posibilidades de éxito (“qué difícil”, “no voy a poder”), por otros facilitadores, que les ayuden a confiar en sí mismos y a anticipar la posibilidad de éxito (“puedo hacerlo, me va a salir bien”).

  1. Ofrecer experiencias divertidas.

El aprendizaje solo se afianza si está asociado a la experiencia positiva. Cuando el niño está en una situación de bienestar, su cerebro está relajado y puede ocuparse de poner toda su atención en resolver el reto planteado, explorando todas las posibilidades del mismo. Si su bienestar está en riesgo, su cerebro estará pendiente de recuperarlo.

  1. Permitir los errores.

Los elementos punitivos que culturalmente acompañan al error, se eliminan. El error es un recurso para que los niños expresen su creatividad. Se invita a cada niño a que comparta con el resto los errores que ha cometido y se le felicita por identificarlos. ¡Es una señal inequívoca de su inteligencia!

  1. Sentirse apoyados.

Todo descubrimiento o idea nueva implica entrar en tierra nueva. Si el niño se siente apoyado por otros compañeros y la figura adulta de referencia se ha ganado su confianza, se siente seguro y continúa dando pasos. Aunque aparezca el miedo, se siente protegido y sabe que nada irreversible le puede pasar.

  1. EVA Responder

    Como también dijo Albert Einstein, «En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento». Por tanto, no hay mejor momento que en el que nos encontramos para potenciar la creatividad de nuestros niños, en sus manos está el futuro y es maravilloso que, desde PiensaPiensa, les den la oportunidad y la llave para que ese futuro sea mucho mejor que este presente.

  2. andelfoarg Responder

    Muy buena esta publicación sobre la estimulación y formación para poder guiarnos en el aprendizaje de los menores. Muy buenas estas guias educativas que son de mucho apoyo en la crianza y la educación.

Deja un comentario

*

captcha *